¿Por qué apostar por un videoportero WIFI Color sin instalación?

La domótica ha llegado para quedarse, para aportar un plus de confort y comodidad a los usuarios en sus hogares. Ahora también es posible poder controlar el videoportero de nuestra casa simplemente mediante un dispositivo conectado a la red WIFI y a través de una aplicación instalada en nuestra tableta o Smartphone. Estés donde estés, el videoportero WIFI Color sin instalación te permitirá quién llama. ¿A qué es algo rompedor?

En líneas generales, y también en el caso del videoportero WIFI Color, los videoporteros WIFI aumentan la seguridad de nuestro hogar, en relación a los porteros convencionales. Entre sus características destacan:

Instalación sencilla.

No están dotados de interfono o pantalla para el interior de la casa, por lo que podremos colocarlo en cualquier de los accesos de la vivienda. Aunque se manejen desde el móvil o la tableta, son compatibles con la instalación de un timbre en el interior de la casa.

Funcionan con batería.

Se alimentan de una batería que permite una autonomía de hasta 3 meses (con una media de 10 llamadas al día). En la aplicación se puede ver el estado de la batería en comparación con los días, de tal modo que cuando el nivel sea inferior al 20% nos enviará una notificación al teléfono. Dicha batería puede extraerse fácilmente y cargarse con un adaptador de corriente.

Infinidad de accesos.

El videoportero WIFI puede colocar en los accesos para vehículos, pudiendo abrir el portón eléctrico desde cualquier lugar. Incluso permiten instalar pletinas en el resto de accesos a la vivienda, siendo de media de hasta 10 pletinas.

Grabación.

Una de las novedades del videoportero WIFI es que permite almacenar fotos y vídeos en una tarjeta SD o micro SD, de tal modo que si perdemos una llamada podamos ver a posteriori quién ha sido. Los modelos ofrecen opciones de configuración en cuanto a la sensibilidad de la detección.

Visión nocturna.

El videoportero WIFI Color, y todos los modelos de estas características, permiten ver con claridad quién llama, a pesar de haber poca iluminación.

Conectividad.

Hay modelos de videoporteros WIFI que emiten notificaciones hasta a cuatro dispositivos de manera simultánea, permitiendo que cualquier usuario pueda hablar con quien está en la puerta. Además permite conectarse con otros dispositivos domóticos de la misma marca o gama. Por ejemplo, si alguien llama a la puerta de entrada podrán encenderse las luces de acceso.

Gran alcance.

La modalidad de videoportero WIFI tiene la singularidad de que precisa de una conexión a Internet, aunque su alcance podrá ser de 50 a 100 metros, dependiendo de la distancia que haya entre el router y el acceso a la vivienda.

El Videoportero WIFI Color

Apostar por el Videoportero WIFI Color es hacerlo por un modelo de solo 350€, pudiéndole incorporar un timbre supletorio por 80€. Atiende las llamadas del portero electrónico mientras no estemos en casa, siempre que tengamos conexión a Internet pero, ¿qué más?

  • No genera gastos, ya que funciona con una APP gratuita.
  • Se programa fácilmente desde un teléfono máster y éste da permiso de acceso o se lo quita al resto de usuarios. No obstante, solo tendrá acceso a la llamada el primer usuario que responda a la llamada.
  • El número de usuarios y de placas de calle es limitado.
  • El timbre supletorio es inalámbrico y precisará de conexión al WIFI de la casa, igual que la placa de la calle. Es ideal en caso de que el móvil esté apagado o en silencio. El timbre posee varias melodías, por lo que sería conveniente colocarlo en un lugar próximo a donde nos encontremos habitualmente.
  • Se pueden añadir cámaras adicionales y timbres supletorios por conexión WIFI.
  • Solo necesita alimentación a la placa de la calle y conexión al WIFI de la casa.
  • Equipado con cámara HD, lo que aporta calidad y precisión a la imagen.
  • Se puede utilizar como sistema de video-vigilancia. Nos permite controlar a la mascota o el estado de nuestro hogar, e incluso comunicarnos con la gente de casa sin necesidad de realizar una llamada telefónica, algo muy útil en caso de personas con discapacidad física. Solo bastaría con apretar un botón.

¿Por qué necesito un WIFI Color sin instalación?

Básicamente para ganar comodidad. Si vamos a recibir un paquete y no queremos que se pierda, pedirle un favor a una tercera persona o tener que ir a buscarlo a la oficina, con el Videoportero WIFI Color podremos abrir la puerta para que el repartidor lo deje en el porche o en la puerta de entrada y comunicarte con él.

Al tener un Vídeoportero WIFI Color tendremos la seguridad de detectar quién se encuentra merodeando nuestro hogar, ya que cuentan con sensor de movimiento. Este sistema nos envía una notificación y nos permite grabar imágenes al momento. También es ideal para abrir la puerta al personal que teneos contratado en casa o en nuestra empresa si alguien ha olvidado las llaves.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio